Pronatura Noreste promueve el primer santuario de murciélagos en México

 

Pronatura Noreste, desde hace casi una década, ha promovido la creación del primer santuario de murciélagos en México, en coordinación con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP). Gracias a reuniones y acuerdos recientes, todo parece indicar que cada vez nos acercamos más a la consolidación de este importante santuario.

 

La cueva de la Boca, ubicada en Santiago, Nuevo León, fue comprada en 2006 por la Asociación Civil Pronatura Noreste, con la finalidad de proteger la importante población de murciélagos que la cueva resguarda durante el verano.

 

Se trata de una colonia de al menos 5 millones de murciélagos, la cual juega un importante papel para el balance ecosistémico en la región, ya que esta colonia puede llegar a alimentarse de hasta 50 toneladas de insectos por noche –principalmente polillas que atacan el cultivo de maíz y algodón- en un radio de alrededor de 100 km.  

 

 

Las amenazas para esta comunidad de murciélagos son inminentes, lo que llevó a Pronatura Noreste a coordinar esfuerzos desde hace 10 años con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, y con el Gobierno del Municipio de Santiago, entidad con la cual Pronatura Noreste formalizó un acuerdo el pasado martes 2 de mayo de 2017, mediante el cual se procura impulsar el desarrollo ecoturístico, sostenible y ordenado en la cueva de la Boca, asegurando la protección de la importante colonia de murciélagos que ahí habita. 

 

De manera paralela, Pronatura Noreste actualmente impulsa, mediante acuerdos en conjunto con la CONANP, la creación de un Área Natural Protegida Federal en la Sierra del Nido y los Valles Centrales, en Chihuahua.

 

 

Esta zona se encuentra inmersa dentro del Desierto Chihuahuense, el cual se describe como una ecorregión binacional que abarca cerca de 63 millones de hectáreas, 75% de las cuales se encuentran en México. Ha sido identificada como una de las más importantes ecorregiones áridas en el mundo, y es también reconocida como una de las regiones terrestres más biodiversas en Norteamérica.

 

Desde el punto de vista de su biodiversidad, en esta zona se han reportado más de 1000 especies de plantas vasculares, además de más de 60 especies de mamíferos, 288 especies de aves, 17 especies de anfibios y 71 especies de reptiles, posicionándose como un área de alta diversidad específica en distintos grupos faunísticos y florísticos. 

 

Desgraciadamente, el estado actual de conservación de la Sierra del Nido y Valles Centrales se considera crítico, como resultado de cambios de uso de suelo, el desarrollo de prácticas ganaderas inadecuadas y la extensión de la frontera agrícola, realizadas en los últimos años a tasas alarmantes. Aunado a ello, el futuro de estos ecosistemas se considera aún más amenazado por efectos globales como el cambio climático.

 

 

No obstante, en Pronatura Noreste estamos convencidos de consolidar los esfuerzos desarrollados por las distintas instituciones conservacionistas, enfatizando la necesidad de la protección oficial de esta área, promoviendo el uso ordenado, donde las actividades económicas no interfieran con el funcionamiento de los procesos naturales del entorno o paisaje, como la recarga de acuíferos y los corredores naturales para la fauna silvestre. 

 

La conservación del sitio como Área Natural Protegida (ANP) traerá consigo el resguardo del acervo biológico de una parte crítica del Desierto Chihuahuense, además de propiciar la manutención de los servicios ambientales que estos sitios presentan, amalgamándolo a estrategias que favorezcan el desarrollo sustentable de esta importante región del Desierto Chihuahuense. 

 

Continuamos trabajando por la conservación y protección de ecosistemas prioritarios en el Noreste mexicano.

 

 

Please reload

Recent Posts

Please reload

Archive

Please reload

Tags