©2017 by Pronatura Noreste. Proudly created with Wix.com

Oficina Chihuahua

Calle San Luis Potosí #2743, Colonia Avícola II, Chih, Chih.

+52 614 414 9352

Oficina Monterrey 

Loma Grande #2623 Col. Loma Larga, Mty, N.L.

+52 818 345 1045

Las Áreas Naturales Protegidas estatales de Galeana: Una historia de abandono, negligencia y abuso

November 29, 2019

Fotografía: Calixto Fabián Tamez Chávez

 

 

Monterrey, N.L. a 29 de noviembre de 2019. La expansión ilegal de la frontera agrícola amenaza al Área Natural Protegida (ANP) “Llano de la Soledad” y sus zonas de influencia, dentro de los ejidos la Carbonera, la Hediondilla, entre otros, en el municipio de Galeana, Nuevo León, poniéndose en riesgo el hábitat y la existencia del perrito llanero mexicano (Cynomys mexicanus). Esta es una de las tres ANP estatales del municipio que sufren de la misma problemática y que albergan lo último que resta de la especie, la cual está en peligro de extinción y cuya colonia más importante habita en esa región. 

 

Ante este escenario, Pronatura Noreste (PNE), en conjunto con el Senador Víctor Fuentes Solís, José Luis Marroquín Aguirre, Comisionado del Registro Agrario Nacional; Nahum Sánchez Morales, de CEMEX, y alumnado de la UDEM, acudimos este domingo 24 de noviembre al ejido La Carbonera, para conocer de cerca las especificidades del inminente riesgo que afronta la colonia más importante de perrito llanero mexicano a nivel mundial.

 

Fotografía: Gabriela Rendón Herrera

 

La expansión ilegal de la frontera agrícola reduce drásticamente el hábitat del perrito llanero, y puede producir afectaciones derivadas del uso de agroquímicos y/o su muerte al ser triturados por la maquinaria agrícola.

 

Según datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, históricamente la población de esta especie ocupaba un área de 1,300 km2, sin embargo, esta distribución se redujo gradualmente hasta 200 km²; es decir, han perdido 74% de su territorio original.

 

PNE documentó la expansión ilegal de la frontera agrícola desde hace 19 años tan solo en el estado de Nuevo León.

 

Por ejemplo, en el año 2000 el ejido La Hediondilla, (con más de cuatro mil hectáreas con decreto de ANP estatal), tenía 335 hectáreas con uso de suelo para el cultivo, pero en 2019 las hectáreas ocupadas para este fin son más de tres mil, lo cual ha terminado por provocar la degradación de la ANP estatal “La Hediondilla”. Destino muy similar a lo ocurrido con la ANP estatal “La Trinidad (perrito llanero)”.

 

Esta expansión es debida a la negligencia y omisiones de las autoridades ante la presión de los productores que, debido la falta de oportunidades laborales que sufren los ejidatarios, logran convencerlos para que acepten cambiar el uso de suelo y les “renten” sus parcelas hasta su agotamiento total. 

 

Anteriormente, a fin de preservar este importante ecosistema, PNE participó en el proceso a fin de que el “Llano de la Soledad” tuviera dos medidas de protección: el reconocimiento de ANP estatal y un usufructo para conservación. 

 

Sin embargo, en la visita realizada el pasado 24 de noviembre, se observaron y documentaron algunos indicios que constatan la intención de cambiar el uso de suelo del área protegida mediante actos ilegales, como el uso y presencia de maquinaria para la perforación de pozos irregulares en el Ejido la Hediondilla, en los que se está realizando extracciones del recurso hídrico y aprovechamientos de aguas nacionales del subsuelo fuera de los parámetros autorizados.  

 

Pronatura Noreste también tuvo conocimiento de que a inicios de noviembre personas, que se ostentaron como representantes de instancias públicas, presionaron al Comisariado ejidal de La Carbonera para que los dueños de la tierra les “rentaran” mil hectáreas dentro de su territorio. 

 

Este trato, además de colocarlos en la ilegalidad, traería más problemas que beneficios para los dueños de la tierra, quienes en su mayoría son adultos mayores que, viven abandono por parte del gobierno, así como desabasto de agua desde hace ocho meses y, por las condiciones de la zona, no tienen muchas oportunidades laborales. Algunos ejidatarios trabajan en los campos agrícolas que se rentan, pero se les paga rayas paupérrimas, por destajo y sin prestaciones de ley. 

 

Es suelo de esta región puede ser principalmente atractiva para la industria agrícola debido a los bajos costos que implica prepararla para el cultivo; sin embargo, su siembra agota el suelo, de manera irreversible, antes de los 5 años, incrementando la miseria que se vive en el sur del estado.

 

Esperamos que esta situación de injusticia, indiferencia y amenazas se vean frenadas a tiempo gracias a los esfuerzos colectivos de la sociedad civil y las autoridades correspondientes.

 

Fotografía: Calixto Fabián Tamez Chávez

 

 

#NadaJustificaEmpujaraUnaEspeciealaExtinción

 

 

 

 

Pronatura Noreste es una organización autónoma, independiente, crítica y propositiva que promueve el desarrollo sostenible y la conservación del medio ambiente.

 

 

 

 

 

 

Please reload

Recent Posts

Please reload

Archive

Please reload

Tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload